Joven argentino inventa vasos comestibles

Comparte la información

Vasos comestibles

Jerónimo Batista Bucher es un chico argentino de 18 años al darse cuenta el exceso de desperdicio plástico que se generaba en su escuela tomo la iniciativa para cambiar esta situación y fabricó “Soriu” una máquina que crea vasos comestibles y biodegradables con un alga japonesa.

vasos comestibles

El prototipo tiene un recipiente con un motor adosado en la tapa, un barredor impreso en 3D, un calentador de inmersión y una válvula en el fondo, que deja que la solución hecha con extractos de algas hasta el molde, incorpora una caja de control, con antena bluetooth, y el resto de dispositivos electrónicos.

Los vasos comestibles de Soriu en caso de acabar en la basura o en la naturaleza, sólo tardan 2 semanas en degradarse de forma natural.

El futuro del chico pasa por estudiar dos carreras universitarias, biotecnología e ingeniería electrónica en la Universidad Nacional de San Martín.

Materiales biodegradables

Los materiales biodegradables son aquellos que pueden descomponerse naturalmente por la acción de microorganismos como bacterias, hongos y otros organismos vivos, convirtiéndose en compuestos más simples y naturales, como agua, dióxido de carbono y biomasa. Estos materiales son capaces de degradarse en un tiempo relativamente corto en comparación con los materiales no biodegradables.

Algunos ejemplos de materiales biodegradables incluyen:

1. Algunos plásticos biodegradables: Existen plásticos biodegradables fabricados a partir de fuentes renovables como almidón de maíz, yuca, caña de azúcar u otros materiales vegetales. Estos plásticos pueden descomponerse bajo ciertas condiciones, aunque su biodegradabilidad puede variar dependiendo del entorno y las condiciones específicas de compostaje.

2. Materiales de origen natural: Productos como el papel, el cartón, el corcho, la madera, el algodón, la lana y el cuero son biodegradables, ya que provienen de recursos naturales y se descomponen más fácilmente que los materiales sintéticos.

3. Productos alimenticios y orgánicos: Los residuos de alimentos, como cáscaras de frutas y verduras, restos de alimentos y materiales orgánicos, son biodegradables y se descomponen en condiciones de compostaje para convertirse en nutrientes para el suelo.

Los materiales biodegradables son valiosos porque, al descomponerse, no dejan residuos persistentes en el medio ambiente, reduciendo así el impacto negativo en la contaminación y en la acumulación de desechos. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la biodegradabilidad no garantiza necesariamente que un material sea más sostenible o mejor para el medio ambiente, ya que la velocidad y las condiciones de descomposición pueden variar según el entorno y la gestión de los residuos. Así que los vasos comestibles son una gran iniciativa.

 

 

Suscríbete al boletín

Recibe inspiración para reciclar y nuestras últimas ofertas

Más para Explorar

higiene hospitalaria
Área de la Salud

Equipamiento Esencial para la Higiene Hospitalaria

La higiene hospitalaria es un pilar fundamental en la atención médica, con repercusiones directas en la salud y seguridad de los pacientes. Mantener ambientes limpios