OHOO, ¿El fin del agua embotellada?

ohoo

Comparte la información

Las botellas de agua ¿están por desaparecer? Ohoo pretende ser la solución al problema de la contaminación por residuos plásticos y pet.

Día tras día consumimos una considerable cantidad de productos embotellados y el plástico se ha convertido en un grave problema de contaminación para el planeta ya que para producir una botella de un litro de agua, se desperdician tres. Además, sólo una de cada cinco botellas de plástico es reciclada y las demás tardan más de 500 años en descomponerse; a pesar de que podemos darle un segundo uso reciclándolas o reusándolas no hemos podido combatir contra la excesiva producción de envases de plástico y su consumo.

En laboratorio Skipping Rocks Lab de Londres está tratando de solucionar este problema y sustituir todas las botellas de agua en el mundo por pequeñas esferas comestibles.

Se trata de una micro membrana absolutamente comestible desarrollada a partir de plantas y algas. El proceso de fabricación de esta membrana no nada más es más barato que el de la fabricación de plástico, sino que tiene un mucho menor impacto ambiental.

botellas de agua

Este producto, llamado Ooho, parece estar listo para revolucionar la forma en que consumimos el agua diariamente. La esfera es absolutamente flexible y puede servir para almacenar todo tipo de líquidos: desde refrescos hasta cosméticos pasando por licores.

Y tú ¿te animarías a apoyar al medio ambiente consumiendo este tipo de iniciativas?

Las botellas de agua pueden causar contaminación ambiental de varias maneras:

1. Residuos plásticos: Las botellas de agua, generalmente hechas de plástico PET (tereftalato de polietileno), contribuyen significativamente a la acumulación de residuos plásticos en el medio ambiente. Cuando se desechan incorrectamente, estas botellas pueden terminar en vertederos, ríos, océanos o en entornos naturales, provocando la contaminación visual y afectando a la vida silvestre.

2. Proceso de fabricación: La producción de botellas de plástico requiere grandes cantidades de recursos naturales, como petróleo crudo y agua. Esto conlleva la generación de emisiones de carbono y otros contaminantes durante el proceso de fabricación, contribuyendo al calentamiento global y al cambio climático.

3. Impacto en la vida marina: Las botellas de plástico desechadas pueden descomponerse en microplásticos a lo largo del tiempo, lo que afecta a los ecosistemas acuáticos y a la vida marina. Los animales marinos pueden ingerir estos microplásticos, causando daños a su salud y al ecosistema en general.

4. Escasez de recursos y gestión de residuos: La demanda masiva de botellas de agua plásticas contribuye a la extracción excesiva de recursos naturales, como el petróleo, y ejerce presión sobre la gestión de residuos sólidos. Muchas de estas botellas no se reciclan adecuadamente, lo que dificulta la reducción de desechos plásticos.

5. Huella de carbono: El transporte y distribución de botellas de agua envasada a largas distancias implica un consumo significativo de energía y emisiones de gases de efecto invernadero asociados al transporte, contribuyendo así al cambio climático.

Para reducir el impacto ambiental de las botellas de agua, se recomienda el uso de alternativas más sostenibles, como botellas reutilizables hechas de materiales duraderos como acero inoxidable, aluminio o vidrio. Además, fomentar el consumo de agua del grifo (tras comprobar que es segura para beber) y optar por el uso de sistemas de filtración en casa puede reducir la dependencia de las botellas de plástico y ayudar a mitigar la contaminación ambiental.

Suscríbete al boletín

Recibe inspiración para reciclar y nuestras últimas ofertas

Más para Explorar

higiene hospitalaria
Área de la Salud

Equipamiento Esencial para la Higiene Hospitalaria

La higiene hospitalaria es un pilar fundamental en la atención médica, con repercusiones directas en la salud y seguridad de los pacientes. Mantener ambientes limpios